Blog

El amor moderno

Una realidad muy grande es que en los últimos años el concepto de amor y las actividades que este incluyen han cambiado muchísimo y no nos referimos al hecho de que la forma de amar haya cambiado, sino que las cosas que antes se realizaban o los medios por los cuales se demostraba el amor eran muy diferentes a los que existen hoy en día y a continuación ahondaremos un poco más para explicar a lo que nos referimos con esto. 

Si pensamos en decadas pasadas y en las formas que se demostraba el amor o los actos que se llevaban a cabo que tenían que ver con este eran muy diferentes, para empezar no había tecnología, por lo que las interacciones eran totalmente diferentes, había más distancia y menos interacción entre las personas pues esta era algo complicada o bien, era un poco más complicada. Por otro lado también hay que recordar que no existían las redes sociales, ni los celulares. Así que imaginemos una situación hipótetica de cómo sucedían las cosas antes y así nos daremos cuenta de que si han cambiado mucho. 

Un hombre se enamoraba de una mujer, no podía estar con ella a solass porque era mal visto, así que siempre tenía que visitarla en compañía de alguien más, además tenía que pedirle permiso a sus padres para poder salir con ella, las salidas eran escasas, también cuando se hacían novios las reglas seguían siendo las mismas, lo más privado que tenían era enviarse cartas o ya en una época más cercana, hablar por teléfono, sin embargo no tenían tantas libertades y solamente podían durar cierto tiempo de novios, pues era esperado que se casaran pronto, así que después de un tiempo de novios seguía el matrimonio, y para que esto fuera permitido el hombre tenía que tener aalgo que ofrecer a la mujer, tenía que tener un buen trabajo que le permitiera proporconarle una casa y la calidad de vida adecuada a ella y a sus futuros hijos. Así que no había en realidad oportunidad de conocerse tanto, pues las interacciones en realidad eran muy pocas, incluso cuando estaban casados, pues la mujer regularmente pasaba el día entero en la casa, realizando las labores del hogar mientras el esposo trabajaba y en realidad el tiempo que tenían para convivir era muy poco. 

Ahora hablemos sobre una situación actual

A un hombre le gusta una mujer le pide su facebook o su whatsapp, se mandan mensajes continuamente, hablar por celular todos los días, se gustan, empiezan a salir a diferentes lugares 2 o 3 veces por semana, todo el tiempo estan hablando por mensajes o por telefono, están constantemente comunicados, se hacen novios, hacen planes juntos, se van de vacaciones, están en comunicación todo el día, hay celos porque uno no le contesta al otro, porque “estaba conectado/a y no le contesto”, se envían memes, se dedican canciones, incluso muchas mujeres recurren a productos esotericos que adquieren en tiendas como Indio Products para hacer amarres y esto se ve en las redes sociales, hasta se habla mucho de la famosa agua de calzón. Después formalizan la relación, se mudan juntos y adoptan una mascota juntos, ahora los dos trabajan y aunque cada uno se encuentre en sus respectivos trabajos están constantemente comunicados ya sea por medio de mensajes o del celular.

Estas son las grandes diferencias que existen entre el “amor de antes” y el “amor de hoy”, por eso muchas personas dicen que hoy en día el amor es muy difícil, no es que sea más difícil, sino que ahora las personas se conocen más y se ha confundido el amor con que dos personas se tienen que convertir en una misma y que tienen que estar en contacto constante sino no es amor y eso lo que provoca es que sin darse cuenta cada uno pierda su individualidad, lo cual termina perjudicandolos, pues esperan y quieren dar algo que no se puede, a final de cuentas no dejan de ser ellos mismos y tienen que ver por ellos y por la pareja, no irse a los extremos y abusar de las facilidades que tenemos hoy en día dedicandonos completamente a una persona y descuidandonos a nosotros, porque eso no es amor, el amor bien se ha dicho siempre empieza por uno mismo, eso no hay que olvidarlo nunca.